ActivismoAnti-cienciaEscepticismo

Tercer grado: Haciendo amigos

Todos tenemos ese amigo o familiar que, en mayor o menor medida, está implicado en pseudociencias. Seguramente has intentando hacerle ver los errores de lógica, falta de información o autoengaños en los que está cayendo. Seguramente no has logrado convencerle.

Pero, ¿Qué hacer cuando ese amigo promueve su pseudociencia en Facebook? Tu decisión de cómo confrontar su proselitismo ahora afectará a mucha más gente y, seguramente, varios de ellos amigos mutuos.

El caso más drástico al que me he enfrentado es el de un compañero del colegio con el que comparto unos 50 “amigos” de Facebook. Primero fueron bebidas energéticas en venta multinivel (a 40 dólares la botella) y me quedé callada. Luego vino la venta de Power Balance a lo que yo respondí con posts públicos informativos como éste . Tras algo de intercambio de opiniones en el muro, pensé que cabía la posibilidad de que realmente creyera en los efectos de la pulsera y continué la discusión en mensajes privados. Presenté artículos sobre la kinesiología aplicada, el efecto placebo, los problemas legales de la empresa y por qué el argumento de “a mi me funciona” no es válido. La respuesta (y estoy parafraseando): “no es que a mi me funcione, es que a mucha gente le funciona”. ¡Se me olvidó mandar el de argumento de popularid

Ahora esta misma persona recluta para otra empresa de venta multinivel con productos mágicos. Invito a todos a ver el link, el filtro para crear “Agua Pi” me hace pensar que estamos ante un ejemplo del corolario de Poe (es tan ridículo que bien podría ser una parodia). Pero la gracia se le quita cuando recuerdas que las víctimas son tus amigos o conocidos.

Este es el caso más descarado que tengo, pero los hay que promueven el parto en casa como más seguro que en hospitales y quienes promueven algo que se llama Sanación Holónica (que te quita la energía que puedas tener atorada).

¿Tu qué haces en estos casos? Quitar al promotor de pseudociencias de tu lista de amigos no resuelve el problema. ¿Confrontas con “buen rollo” o agresivamente? ¿Dejas ser por el bien de conservar amistades? ¿Sigues inundando tu muro con promoción del pensamiento crítico con la vaga esperanza de que alguno de tus amigos no-escépticos lo esté leyendo?

Foto: Alberto Montt

Previous post

Fugaces 18/07/11

Next post

Los derechos de la mujer en la comunidad escéptica

Daniela

Daniela

Born and raised in Mexico City, Daniela has finally decided to abdicate her post as an armchair skeptic and start doing some skeptical activism. She is currently living in Spain after having lived in the US, Brazil and Italy. You can also find her blogging in Spanish at esceptica.org.

17 Comments

  1. Demócrito de Abdera
    July 19, 2011 at 10:32 am —

    En mi caso sigo confrontando (no de manera agresiva, por supuesto), para mí significa también una prueba de amistad.

    Una amistad seria debe ser capaz de soportar este tipo de situaciones y debates, si no la soporta esa amistad no valía mucho.

    Por otra parte la sinceridad en este tipo de cuestiones y en otras tiene que formar parte de una buena relación de amistad.

  2. July 19, 2011 at 1:04 pm —

    De entrada tengo paciencia e intento explicar lo erróneo. Si reincide y no espabila puedo acabar mandando a esa persona a paseo. Sin piedad, aunque sea de mi familia.

  3. July 19, 2011 at 5:56 pm —

    La verdad, a mi me pasa lo contrario: antes que nadie publique nada sobre pseudociencias y lo “magi-fantásticas” que son, soy yo la que va “bombardeando” el facebook y twitter con enlaces a noticias y estudios sobre su falsedad e, incluso, peligrosidad. Da gusto comprobar que, aunque sean muy pocos de mis contactos los que leen dichos enlaces, alguna que otra persona me premia con un “me gusta”, “compartir” o, alegría máxima, un comentario favorable al tema.
    No obstante, conozco algún que otro caso de personas que, abochornados por problemas a los que no saben encontrar solución, se meten de lleno en alguna “terapia natural”. Me he dado cuenta de que estas personas son del tipo poco previsoras, aquellas que nunca antes habían tenido un problema SERIO de verdad y, cuando se le presentan, se muestran impacientes por solucionarlo o, mayormente, huir de él. Y para ello recurren a terapias “naturales” como panacea y vía rápida de todos los males que con paciencia (y buena caña, como dicen en mi pueblo) se podrían solucionar. Lo curioso, e indignante desde mi punto de vista, es que recurren primero a intrusoterapeutas para que les den una solución antes de, por ejemplo, ir al médico de cabecera, al psiquiatra, o simplemente comentarlo con aquellos que saben les pueden echar una buena mano (y no me refiero a la “imposición de manos”, ¿eh?).
    ¿Qué hago en estos casos? Procuro informarme de qué les están vendiendo y, aunque sé de sobras que no me van a hacer caso (y con estas personas en concreto lo sé, porque son familia y ya todos hemos batallado con ellos), intento transmitirles cuanto he aprendido y las conclusiones a las que he llegado.

  4. July 20, 2011 at 3:55 am —

    Es imposible poder hacerle ver a una persona lo incorrecta que esta con sus creencias “naturales” si se siente bien con ellas, no importa lo que le digas.

  5. July 20, 2011 at 4:40 am —

    Yo, personalemente, trato de tener un criterio más singularizado y evaluar rudimentariamente con quién podría llegar a discutir y esto podría llegar tener un resultado probablemente fructífero o le podría llegar a servir a un tercero. Porque hay personas con las que, como dice Edgar, a primera vista podes darte cuenta que es inútil discutir y es simplemente una pérdida de tiempo. Más si el tipo vive de eso.

    Incluso, no sólo hay que ser criterioso con esto, ya que se trata de nuestro tiempo y energía, sino que además hay que saber administrar bien esos recursos para que valgan la pena.

  6. July 20, 2011 at 7:33 am —

    Este tema ha sido motivo de discusión más de una vez en el Escépticos en el Pub de Madrid y no hay una respuesta única. Muchas veces depende de la persona con la que hablas, lo que está claro es que decirle a alguien que está equivocado lo hace enrocarse en su posición. Por eso hay que elegir las batallas. En ocasiones merece la pena debatir no por la persona con la que debates, que no va a cambiar de opinión, sino por la audiencia de ese debate.

    Una buena aproximación al tema puede ser el clásico método socrático.

    • July 20, 2011 at 12:40 pm —

      A mí es que cada día me falla más la paciencia en el cuerpo a cuerpo. Tal vez lo de aumentar la audiencia me ayude… De hecho, estuve comentando con Rinzewind la posibilidad de prepararme una charla para la próxima temporada, y creo que acabaré haciéndolo.

  7. July 20, 2011 at 6:15 pm —

    Antes de leer el post entero les comento que quiero leer el chiste de Montt y no puedo porque está chiquito así que hago click pero no se agranda 🙁

    Crítica contrusctiva 😉

    Ahora sí, a leer…

    • July 21, 2011 at 4:42 am —

      Gracias por el comentario. Intente que al clickar llevara a la pagina, pero no lo logre. Lo mejor que pude hacer fue poner el link al final del articulo. Poco a poco vamos aprendiendo de wordpress y esperamos ir corrigiendo los fallos. Saludos.

  8. July 20, 2011 at 6:55 pm —

    En mi caso una compañera de estudios no solo va a reiki y a una señora que le “LEE” los “registros akáshicos” (googleenló se van a reir un rato), sino que un día la vi con UN FRASQUITO DE HOMEOPATÍA! Se ve que no vio que yo ya me suicidé con eso y todavía estoy viva. No me animé a preguntarle para que lo tomaba, porque hasta donde yo sé no tiene nada grave, seguro lo toma para “que le vaya mejor en los estudios” o porque está “cansada” o algo así. No dije nada porque quizás el placebo la ayude, y lo que haga con su plata es problema de ella.
    Pero sí me enoje cuando otro día un amigo en común nos contó que tenía un problema: un amigo suyo tenía esquizofrenia pero no quería tomar los medicamentos que le daban porque lo dejaban “atontado”. (Matar a tu familia? o no matarla pero estar atontado? mmm que dilema!!!) Y esta chica, que desde ese día bauticé Storm, le dijo que le recomiende a su amigo la homeopatía, como él no sabía lo que era le dijo que eran “medicinas tradicionales diluidas miles de veces” y que por eso “no causan efectos secundarios”.
    Me quedé muda. Luego la chica se fue y le expliqué a mi amigo lo que realmente era (AGUA) y le dije que ni se le ocurra recomendarle homeopatía a su amigo.
    Pero con esa chica no sé como encarar el tema, me da la sensación que no sabe a quien creerle, si a mí o a sus “terapeutas”, si a la página web que le tiro yo o a la que le recomendaron esas personas.

    • andyo
      July 20, 2011 at 11:28 pm —

      No se te formó una grieta en tu “dique de diplomacia”?

      Lo difícil de combatir la pseudociencia es que muchas veces toma 10 minutos en explicar por qué algo que a un pseudocientífico le tomó 10 segundos en decir, es bullshit (hay palabra equivalente en español? “patrañas” no tiene el mismo feeling).

      Entonces creo que la única forma en que tu amiga entienda es que ella misma tenga la mente abierta (y que irónicamente se nos acusa a nosotros los escépticos de tenerla cerrada) y se esfuerce un poco en entender los fundamentos básicos de la química y física -y la lógica- que hacen de la homeopatía algo imposible y ridículo. Y tal vez también sobre el efecto placebo y cómo funcionan los estudios científicos, especialmente en medicina. No se necesita un nivel técnico para entender todas estas cosas, ni entender matemáticas avanzadas. Sólo se necesita voluntad.

  9. July 20, 2011 at 8:21 pm —

    Es difícil. Antes me la pasaba discutiendo (con argumentos, claro está) pero entendí que, como bien dijo Carl Sagan, “No puedes convencer a un creyente de nada porque sus creencias no están basadas en evidencia, están basadas en una enraizada necesidad de creer”. A pesar de esto, [email protected] de ustedes pudo convencer a alguien?

    Muy bueno el blog. Felicidades nuevamente.

  10. The Central Scrutinizer
    July 21, 2011 at 3:33 am —

    Sorry my post is in English, as I don’t speak Spanish!

    I was unfriended by a female friend after I posted that I found it hard to believe anyone found Sarah Palin to be intelligent. Apparently, she did.

    • July 21, 2011 at 3:56 am —

      Hey Scrut! Nice of you to see you around here. Hope you keep visiting.

  11. Elara
    July 23, 2011 at 12:55 pm —

    En mi experiencia, si alguien está realmente convencido de una pseudociencia y le intentas dar argumentos contra ella, se enfada. Por varios motivos: primero por la frustración de no ser capaz de rebatir más que con falacias del tipo “a mí me funciona” o “mucha gente lo usa” y segundo porque si le convences, se siente tan estúpido que no puede reaccionar de otra manera. Yo tengo incluso amigas farmacéuticas y veterinarias que usan y venden homeopatía, y en estos casos el enfado es múltiple, porque las estás llamando timadoras y malas profesionales.

  12. July 25, 2011 at 12:20 am —

    La cantidad de gente que conozco que cree en estas falacias es inmensa, lamentablemente me cuesta trabajo mostrar mis argumentos en contra de estas “soluciones” sin que los que las creen se muestren escépticos antes mi escepticismo (lo cual es absurdo). Tengo diabetes desde los 9 años y no se imaginan cuantas veces me han ofrecido curas milagrosas. Yo las rechazo, pero me pregunto ¿cuánta gente las tomará en serio y morirá en el intento?

    Sólo puedo decir una cosa… los milagros del siglo XXI son tan ridículos como los milagros del siglo I (en adelante).

    Saludos y buena suerte con el blog, me da mucho gusto ver que haya una versión en español de Skepchick.org.

  13. November 10, 2011 at 10:02 am —

    […] veces que entrar en el Facebook se convierte en un acto de valentía. Como ya he mencionado anteriormente, varios de mis “amigos” de Facebook venden o promocionan diversos productos y prácticas […]

Leave a reply