ActivismoAnti-cienciaEscepticismoMedicina alternativa

El origen del mal

El origen de todo mal es el powerpoint. Bueno, acepto que es una exageración, pero no se puede negar que el powerpoint es una herramienta de tortura psicológica para cada vez más gente.

Si trabajas en diseño, publicidad o cualquier profesión artística, seguramente sabes que el powerpoint es el Comic Sans de los programas. Y si, por el contrario, trabajas en una empresa más parecida a la mía (muy tradicionalita), te ves obligado a presentar en formato ppt contratos enteros o tablas de excel de 200 entradas porque “si no está en ppt, no existe”. Tan maligno es el powerpoint, que en Suiza registraron un partido político cuyo único punto en la agenda abolir el uso obligado del powerpoint en las empresas (y echarse unas risas).

Puede ser que te estés haciendo alguna de las siguientes preguntas: ¿Y eso a mi a qué me importa?, ¿Por qué tanto odio si el powerpoint es tan útil como herramienta de comunicación? O ¿Qué viene a cuento esto con el escepticismo?

Viene a cuento porque las pseudociencias viajan por powerpoint. Todos los días miles de e-mails con presentaciones de powerpoint son reenviados a todos los contactos con la mejor de las intenciones y mucha desinformación. Me extrañaría que algún lector no lo haya visto con sus propios ojos, pero si eres muy joven, pregunta tu madre, a alguna tía o a alguna persona mayor de treinta de tu confianza. También puedes encontrar muchas de ellas aquí.

Con música cursi, transiciones que amenazan con causarte una apoplejía y lleno de fotos de gatitos o bebés en macetas, los powerpoints pasan de ordenador a ordenador proclamando que los antiperspirantes y sujetadores apretados causan cáncer, los espárragos lo curan, que tu horno de microondas te quiere matar, que des gracias a dios por los atardeceres y que, si no reenvías esto a 10 personas en los próximos 10 minutos, vas a tener más accidentes que Wile E. Coyote. Ah, y “¡No es broma! A Mary Jo S. de Wichita, Kansas, le pasó”.

¿Y qué podemos hacer para combatir el powerpoint? En su uso profesional, no lo sé (y si tienes una idea, por favor compártela). Como vehículo magufo, sí tengo propuestas:

  • A pesar de lo que te pida el cuerpo, no borres el correo sin leerlo.
    Al contrario, léelo detenidamente. Identifica sus puntos más problemáticos o peligrosos y sus puntos más débiles (fáciles de rebatir), así como posibles beneficiarios directos de la propagación de esa información.
  • Busca fuentes que expliquen los errores de los puntos identificados en el primer paso que sean fáciles de entender, cortos y, de ser posible, de renombre (aunque sea apelar a la autoridad).
    Por obvio que te parezca a ti que la información es exagerada, absurda o hasta malintencionada, es perfectamente posible que no sea tan evidente para los demás, así que empieza desde el principio. Da prioridad a enlaces a fuentes oficiales (como a la Asociación Española contra el Cáncer) o incluso la Wikipedia, ya que si enlazas al blog de tu amigo o directamente al estudio en PubMed es muy posible que no lo lean, no lo entiendan o no le crean (excepción para cuando el tema es de conspiración).
  • Finalmente, responde a quien te envió el correo
    Es muy importante el tono de tu mensaje. Ante todo, evita hacer sentir mal al remitente y ni se te ocurra cuestionar su inteligencia porque lo único que vas a lograr es que rechace tu información. En un párrafo, explica por qué crees que la información presentada no es fiable (usa los puntos débiles más evidentes) y cómo puede llegar a ser peligrosa la creencia en cuestión (si aplica). No envíes un ensayo sobre todo lo que está mal en ese powerpoint. Recuerda que es muy, pero muy, posible que la persona solo haya leído por encima y lo mandó “por si acaso”. Manda enlaces a una o dos a las fuentes que identificaste y ofrece mandar más información si lo requieren. En estos casos, yo recomendaría responder únicamente a la persona que te mandó la presentación. Entiendo la tentación de darle al “responder a todos”, pero puedes hacer quedar muy mal a tu amigo / familiar / compañero de trabajo. Procede con cuidado.

¿Qué vas a lograr con esto? Posiblemente, solo que te quiten de la lista de distribución (que ya es ganancia). Pero, con un poco de suerte, tus amigos y conocidos dejarán de reenviar impulsivamente toda presentación que les llega o te preguntarán tu opinión antes de reenviar una nueva (ese es mi estatus actual en la oficina). Si logras que una sola de esas personas empiece a dedicar 5 minutos a investigar en google antes de reenviar un powerpoint, has hecho algo grande por tu entorno.

Previous post

Tercer Grado: ¡No toques mi D20!

Next post

Por un puñado de moléculas

Daniela

Daniela

Born and raised in Mexico City, Daniela has finally decided to abdicate her post as an armchair skeptic and start doing some skeptical activism. She is currently living in Spain after having lived in the US, Brazil and Italy. You can also find her blogging in Spanish at esceptica.org.

4 Comments

  1. August 17, 2011 at 12:49 pm —

    Lo mismo que la comic sans lo terrible del powerpoint no es el programa en sí mismo, sino su terrible abuso.

    La comic sans era la única fuente llamativa en el windows 95 y posteriores y el powerpoint era el único programa sencillo de ¿¿¿maquetación??? y que además era “gratuito” (lo mismo que el güindos) y por tanto todo el mundo lo tenía instalado.

    Así pues, una gran masa de usuarios que sólo usaba el ordenador para ver porno, gatitos y bajarse algo de música se topó con dicha “maravillosa” herramienta (y con la “preciosa” comic sans) y el resto, como suele decirse, es historia…

    La idea de buscar fuentes y demás está muy bien, lo llevé a cabo el día que una compañera me mandó “el ojo de dios que sólo se ve cada tres mil años” y le bajé la foto de la nebulosa de la hélice en altísima resolución para que disfrutase y donde localizarla si alguna noche quería verla (cosa que no creo que hiciese).

  2. August 17, 2011 at 2:35 pm —

    En general yo no abro mensajes con powerpoints. Para mi, la música es suficiente para no hacerlo. (Cuando si lo hago, uso Google docs, pues no toca la música y me protege en el caso que este infectado el archivo.)
    Pero tienes razón, si no hacemos algo sobre el problema, los correos seguirán llegando y la gente seguirá leyendo y creyendo.

    Me gusta la idea de leer, analizar, y responder a estos correos, pero yo creo que podemos lograr algo mas. Un proverbio chino dice (bueno, no se si sea proverbio chino o que, pero el mensaje me gusta), “Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enseñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida.”
    Tal vez podemos enseñarle a todos a dudar, investigar, y no volver a mandar estos mails. Una idea que tengo es combatir el problema con otro powerpoint.

    En general, la gente le manda estos correos a gran parte de su lista de distribución. Y cada otra persona, se lo manda a su lista, como una pirámide. Es un método de distribución rápido y alcanzara a la audiencia que lo necesita.

    La presentación tendría que ser muy buena.[1] Casi todas las que veo están muy mal diseñadas, son difíciles de leer, tienen música, etc… Una presentación bien diseñada destacara sobre las demás.
    Tendrá que informar como la mayoría de esos powerpoints no tienen base en la ciencia y están engañando a todos. Yo creo que si la gente se siente engañada, es mas probable que hagan algo al respecto.
    Finalmente, tendremos que proveer las herramientas necesarias para investigar la validez de los mensajes.

    Puede ser tan simple como:
    1) Antes de mandarlo, busca lo que dice en google. En general, una simple búsqueda puede desacreditar mucho de lo que dicen. También hay paginas como snopes.com, factcheck.org, etc que ya analizaron varias leyendas urbana y rumores.
    2) Si no encuentras nada, aquí hay una lista de personas e organizaciones a quien les puedes preguntar. Aquí si podemos ser nosotros los que investigamos, pero hay muchos mas recursos disponibles.

    Esa es mi idea. No es perfecta, pero yo creo que con ayuda, podemos lograr algo así.

    [1] http://www.slideshare.net/jessedee/you-suck-at-powerpoint

  3. […] bien. Como aquí en Escéptica nos estamos convirtiendo en un portal de autoayuda (véase el post de Daniela de este Miércoles), me parece pertinente darles una lista de errores comunes y algunas […]

  4. […] » noticia original […]

Leave a reply