ArgentinaSpanish Inquisition

Tercer grado: ¡ESPECTACULAR!

Pergamino tiene poca suerte con los circos. Muy probablemente se debe a que es una ciudad pequeña. Cierto es que, con sus cerca de cien mil habitantes, se cuenta entre las más populosas del norte de la provincia de Buenos Aires, y tiene peso en la economía de la región. Aún así, cuando los grandes circos itinerantes pasan por Argentina, suelen prefieren las metrópolis. Y la mayor predilección la muestran por la capital, pues éste es un país macrocefálico. Reza el dicho local: “Dios está en todas partes, pero atiende en Buenos Aires”.

Así, pues, los pocos circos que hacen escala en Pergamino son de los que necesitan exaltar en su publicidad lo ¡IMPRESIONANTES!, ¡MARAVILLOSOS! e ¡INTERNACIONALES! que son, porque no hay manera de que los asistentes lo adviertan por sí mismos. Y, por supuesto, el circo de lo paranormal, lo preternatural, lo espiritual y lo misterioso no está exento de esta regla general. Ayer mismo me dieron en la calle este volante, casi del tamaño de mi propia mano.

Todos ustedes conocen a la señora Elena, ¿verdad? ¡Tiene quince años de fama! Y es fama internacional, lo cual significa, supongo, que debe haber algún lugar en el mundo donde es conocida. Tan conocida, de hecho, que no necesita usar su apellido. Como Cher o Madonna. Ignoro cuál será ese lugar, aunque me consta que no es Pergamino. Pero eso se debe seguramente a que nunca antes había estado aquí, como bien expone el anuncio. La señora viaja por el mundo resolviendo “problemas por mas difícil que sea” (incluso problemas aun más difícil que la concordancia entre sustantivo y adjetivo). Pero ahora, al fin, la tenemos aquí. ¡Hurra! ¡Lo que los pergaminenses siempre quisimos sin siquiera saberlo! Y en éste, su caracterizado debut en la ciudad que tanto tiempo la ha esperado, la señora Elena recibirá al público… en su casa particular. Ups.

Creo que no necesitaré visitarla para convencerme. Ya estoy convencido. Aunque probablemente no de aquello que a la señora Elena le gustaría.

Visto lo cual, amigos lectores, propondré que abandonemos por un rato la buena praxis escéptica y llenen usted los comentarios de experiencias personales y anécdotas. ¿Qué casos han conocido ustedes de brujos, psíquicos, adivinos y otros profesionales de lo nebuloso tratando de deslumbrar a sus clientes con credenciales infladas? ¿Qué tretas los han visto usar? Puntos extra para intentos que hayan fallado estrepitosamente.

(Imagen: electricnude)

Previous post

Supersticiones y Consecuencias: Extinción del Rinoceronte Negro Occidental

Next post

Fugaces 21/11/11

Andrés

Andrés

Espécimen de Homo sapiens nacido en la Argentina del siglo XX. Bohemio de oficina, procrastinador multidisciplinario, autodidacta inconstante, cultor del nomadismo de sillón. En lo que encuentra un lugar cómodo donde la sociedad tenga a bien encasillarlo, se entretiene con cosas que se parecen un poco a la informática, a las artes y al humor.

7 Comments

  1. November 18, 2011 at 12:33 pm —

    He ido unas 3 veces en mi vida a que me lean las cartas/manos. Lo único que recuerdo que hayan adivinado correctamente es que una amiga mía había tenido un accidente en el brazo.
    Todavía no estoy segura cómo lo adivinó. Puede ser que lo haya visto en las cartas o pudo haber mirado a mi derecha donde estaba mi amiga con el brazo enyesado. Nunca lo sabré.

    • November 18, 2011 at 1:02 pm —

      Lectura con corroboración inmediata. Tenías allí mismo la prueba de que lo que las cartas decían era verdad. ¿Qué más se puede pedir? Pero claro, una vez que a estos excépticos les ha dado por no creer…

  2. November 18, 2011 at 1:16 pm —

    Que gracioso lo de la psíquica itinerante con casa particular, aunque una mujer de su fama debe tener mucho dinero para comprar una casa en cada lugar que visita.
    Hace poco vino a mi casa un amigo de mi papá que según él podía, según las características faciales, decir mi personalidad, me dijo varias cosas ciertas, pero ninguna de las cosas que yo considero que más resaltan sobre mi, hasta que en un momento dijo que “No tenía ni un pelo de tímida” si, yo que me pongo roja cuando pregunto algo en clases o me da vergüenza hablarle al vendedor cuando tengo que comprar!. Cuando le dije que yo si era tímida me trató de convencer de que no lo era…

  3. November 18, 2011 at 2:07 pm —

    No puedo asegurar que sean credenciales infladas, pero Jaqueline Stallone (sí, la madre de Silvester), quien tiene el “don” de predecir el futuro mediante la lectura de traseros, dice contar entre su clientela a famosos actores y ha puesto fotos de traseros en su página para probarlo. Yo tengo serias dudas sobre identidad de los dueños.
    Antes de enlazar a la página advierto:
    a) no es apto para abrir el la oficina (NSFW)
    b) Lo que van a ver no es ni remotamente sexy
    http://www.regretsy.com/2011/07/20/crack-head/

  4. November 19, 2011 at 1:08 am —

    No se trata de un profesional con fama internacional, pero a mí una vez un tipo que quería algo conmigo me dijo que podía ver mi aura. Que era azul y linda, lo que me hacía muy especial, porque la única otra persona a la que se la podía ver era a su madre. Corrí tan lejos como pude.

  5. November 19, 2011 at 6:23 pm —

    Debo decir que morí de risa con el volante de la mundialmente famosa Sra.Elena. Es tan naif que llega a parecer una broma…

    Que recuerde, no he tenido ningún encuentro con traficantes de ilusiones que digan ser famosos o con el currículum inflado. Solo una vez fui a verme el tarot por insistencia de mis amigas y fue un completo fiasco. Lo que sí reconozco, es que la tarotista logró quebrarme y terminé llorando en el living de su casa particular… me parece que usó alguna técnica de cohersión o que se yo. fue una experiencia muuuy desagradable.

  6. November 20, 2011 at 1:09 pm —

    Yo acompañe una vez a una amiga, que se puso muy pesada, a que le echaran las cartas, la bruja me acabó echando por mis influencias negativas y por cometen el error de cruzar las piernas, que por lo visto espanta a los espíritus ( yo no llevaba falda, que conste, no se que pudo espantarlos). El poquito rato que estuve la bruja dijo “veo un chico rubio ” y mi amiga se entusiasmó: ese es el chico que me gusta, que es moreno pero era rubio de pequeño. Os juro ante el dios espagueti que es una anécdota real, aunque cueste creerlo.
    Ahora por mi barrio reparten unas hojas como las de la foto, son de un vidente africano que cuenta con los espíritus mas rápidos del mercado (esto también es verdad)

Leave a reply