Cosas que te van a interesarEscepticismo

Propósitos escépticos para 2012

Este año 2011 se acaba, y como viene siendo tradición (o superstición, según cómo se mire) cada vez que se acaba un año, se escribe una lista de propósitos para llevar a cabo en el año que entra. Normalmente suelen ser proyectos que no hemos hecho el año anterior, o que hemos dejado sin terminar… y cosas que no haremos nunca y se quedan en simples buenos (o malos) deseos.

Pues hoy os traigo una pequeña lista de buenos propósitos escépticos para el año 2012, que espero que sí se cumplan.

  • Impedir que la pseudociencia se apodere de nuestras universidades. A lo largo de 2011 ya se han llevado a cabo campañas escépticas para impedir que timos como la homeopatía, el feng shui y el zahorismo entren por la puerta grande en nuestras instituciones. Es muy importante que no nos relajemos con este tipo de protestas. Es muy grave que se cuelen estos timos y prácticas de más que dudosa efectividad en los centros educativos que forman a los médicos, enfermeras, ingenieros, arquitectos o maestros del mañana. Os animo a que durante 2012 sigáis denunciando estas actividades, incluso con más dureza e insistencia que hasta ahora.
  • Desenmascarar a videntes, curanderos y demás timadores. Como hizo James Randi con Peter Popoff o Uri Geller, o como Santiago Segura con Anne Germain hace no mucho (aunque cayera luego en el mito de que solo usamos el 10% del cerebro), y quién no recuerda esta escena del programa Escépticos en la que Luis Alfonso Gámez hace una pregunta difícil a un dispensador de homeopatía. Como veis, desenmascarar a un timador no suele requerir un procedimiento muy elaborado, solo ganas y un poco de sentido común. Desde aquí os animo a que vosotros también lo hagáis, dentro de vuestras posibilidades, en vuestro día a día, con familiares y amigos.
  • Hacer el escepticismo más accesible al público. Si bien es cierto que hay ya muchos eventos escépticos por toda la geografía española (Escépticos en el pub, Enigmas y Birras, Skepticamp…), muchas veces, los propios participantes, nos quejamos de que siempre vamos los mismos. Por eso creo que es necesario popularizar todavía más este tipo de actos, para acabar con esa reticencia que parece haber hacia el escepticismo organizado. El principal fallo que, creo, tienen estos actos es que están más orientados a los que ya somos escépticos y no hacia los que dudan.
  • Seguir luchando contra la intromisión de las religiones en la vida pública. Temas como el aborto, los derechos del colectivo LGBT, la libertad de expresión o la educación se ven cada día afectados por prejuicios religiosos. Debemos seguir luchando por que la libertad de culto no se confunda con la instauración de una religión oficial de Estado, que la libertad de expresión no sea coartada por el miedo a herir sensibilidades religiosas, que las mujeres tengan un pleno control de su cuerpo y su vida, sin someterse a padres o maridos por motivos religiosos, que los homosexuales no sean discriminados por el mero hecho de serlo o que en las aulas no se adoctrine sino que se eduque.

Y por último:

  • Demostrar con nuestra mera existencia dentro de exactamente un año que el mundo no se ha acabado 😉

Esta es mi lista de propósitos para el nuevo año. Espero poder cumplirlos todos y así ayudar a que el mundo sea un lugar un poco mejor.

Os deseo a todos un año nuevo lleno de salud, felicidad y escepticismo.

La imagen de cabecera está sacada de aquí, bajo licencia Creative Commons.

Previous post

Todo seguirá igual

Next post

Tercer grado: año nuevo, mañas viejas

silvialba

silvialba

Minera, atea agnóstica, estudiante a ratos y escéptica a tiempo completo.

14 Comments

  1. December 29, 2011 at 10:48 am —

    ¿Y que podemos contestar cuando te salen con “a mi la homeopatía me funciona y la medicina tradicional no”? Algo educado y que no haga que nuestra amiga deje de hablarnos para siempre. 🙁

    • December 29, 2011 at 11:22 am —

      Es una buena pregunta, y la verdad es que no tiene una respuesta fácil.
      Creo que la mejor arma para dialogar con un creyente en la homeopatía es la duda: plantearle preguntas y que tenga que razonar las respuestas.
      Por ejemplo: ¿Para qué dolencias te funciona? ¿En qué condiciones?
      Ten en cuenta que una gripe se cura en una semana, más o menos, independientemente de que tomes homeopatía, medicina tradicional, o nada.
      Yo suelo poner el ejemplo de la piedra que ahuyenta a los tigres (http://www.youtube.com/watch?v=N_tdfCo-ybc) para quitarle hierro al asunto 🙂

  2. December 29, 2011 at 8:36 pm —

    Unos propósitos fantásticos, al hilo de ellos voy a “hablar de mi libro”.

    Una de las grandes ventajas de un SkeptiCamp es precisamente esa, tratar de llegar hasta las propia base eludiendo los círculos escépticos más organizados. Un buen porcentaje de los 46 inscritos hasta ahora en SkeptiCamp Madrid 2012 son “poco conocidos” en el mundillo (¡no por ello peores o menos interesantes!!). El propio formato no únicamente permite su participación, sino que la persigue y la fomenta!

    Y sobre Escépticos en el Pub o Enigmas y Birras, creo que permean mucho más en la población de lo que creemos. Concretamente en Madrid, evento que conozco bastante bien, mes a mes va pasando mucha gente. Cada mes hay un 40%-60% que repite pero tenemos mucha rotación y tras estos años ha pasado mucha, mucha gente ajena al “escepticismo organizado”.

    Viva el activismo!! viva el escepticismo organizado y “desorganizado”!!

    • December 29, 2011 at 9:52 pm —

      Citándote: “Un buen porcentaje de los 46 inscritos hasta ahora en SkeptiCamp Madrid 2012 son “poco conocidos” en el mundillo”. Conocidos o no, reconoces que ya están “dentro”, con lo cual no habrá nadie con quien debatir y estaremos todos de acuerdo.
      Que las actividades se organicen por asociaciones escépticas o no, no es relevante, casi siempre atraen al mismo tipo de público: gente que ya está dentro (y con dentro no me refiero a dentro de grupos escépticos, sino dentro del movimiento) y que está más o menos de acuerdo con los temas que se tratan.
      Cuidado, que no critico que se hagan eventos destinados únicamente a escépticos, me parece estupendo. Lo que critico es que se diga que hacen una labor divulgativa, cuando la mayoría de los asistentes están de acuerdo con las ideas que se exponen y se limitan a aplaudir al ponente de turno.

      • December 29, 2011 at 10:01 pm —

        (¿Tanto se notó que quería abrir un debate?)

        Cuidado, en los eventos citados la convocatoria es abierta a cualquiera. En un SkeptiCamp incluso la posibilidad de dar una charla está abierta a cualquiera. Eso es lo bonito 😉

        ¿Es improbable que asista alguien que no “comulgue”? Quizá. ¿Si asiste alguien será minoritario y quizá no abra la boca? Es posible, ya ha pasado varias veces.

        Eventos como los citados han descubierto el escepticismo a mucha gente, ahora les vemos como “asiduos” pero muchos al principio fueron/fuimos “nuevos”.

        ¿Y desde cuándo la divulgación tiene como único fin “convertir” o convencer a los contrarios?

        • December 29, 2011 at 10:17 pm —

          Divulgar no tiene como fin convertir, pero sí informar y generar un debate: si todos están de acuerdo no hay debate (y me arriesgo a decir que tampoco se enseña nada nuevo cuando la mayoría de los asistentes ya son escépticos).
          Te repito: el que vaya gente nueva a esos eventos no quiere decir que sea gente nueva en el movimiento, solo que no habían ido con anterioridad. Hay muchos escépticos “anónimos” que no pertenecen a asociaciones, ni van a ese tipo de eventos, pero que igualmente son escépticos.

          • December 29, 2011 at 10:47 pm

            Generar un buen debate puede ser un plus, pero no un requisito en la divulgación. ¿No es divulgación un documental de televisión? ¿No es divulgación un libro?

            Claro que hay escépticos fantásticos que no participan activamente en la Comunidad escéptica de su ciudad, porque no quieran o no puedan, pero eso no invalida el hecho de tener más y mejores escépticos (si me permites la expresión) gracias a eventos como EeeP, E&B, SkeptiCamp…

          • December 29, 2011 at 10:52 pm

            Más puede que si, y también más conocidos… mejores, no sé.

            Un programa de televisión o un libro generan una opinión. Si la mayoría de los que van a esos eventos tienen la misma opinión, no se genera nada, solo hay endogamia.

          • December 29, 2011 at 11:33 pm

            ¿Un programa de televisión de una hora generan opinión pero una charla de una hora no?

            Y cuándo dices la mayoría, ¿qué porcentaje es necesario para que lo consideres endogamia?

            Creo que tienes una excesivamente alta consideración de los escépticos, por el hecho de serlo ya sabemos todo de todo y no nos pueden explicar o descubrir nada…

          • December 29, 2011 at 11:45 pm

            Al contrario, creo que precisamente por ser escépticos dejamos que nos expliquen más cosas. Lo que también es cierto es que en las charlas se presupone un nivel de escepticismo que puede tirar para atrás a personas nuevas: me refiero a la prepotencia y a las burlas.
            Tu mismo has dicho “Cada mes hay un 40%-60% que repite”. Un 40% de gente “nueva” (y con nueva no quiere decir no escéptica) en el peor de los casos, me parece bastante endogámico.

          • December 30, 2011 at 12:07 am

            Seguimos dando vueltas a lo mismo.

            Hay dos temas, ¿estos eventos son endogámicos? y el hecho de serlo ¿es bueno, malo o ni bueno ni malo?

            Antes dudabas de que consiga hacernos “mejores” escépticos, cuando esa es por ejemplo la base del formato SkeptiCamp. No vamos a juntarnos para escuchar y aplaudir, vamos a participar. En algunos casos vamos a mejorar nuestra capacidad de hablar en público, nuestras armas para debatir, razonar, y en todos los casos vamos a reforzar cosas tan maravillosas como las relaciones sociales con la gente de nuestro entorno.

            Sea o no endogámico, yo quiero tener estos eventos a mi alcance. Tanto, que si nadie los monta yo me encargo 😀

          • December 30, 2011 at 12:54 am

            La mayoría de eventos sí son endogámicos, organizados por y para escépticos.
            ¿Es bueno o malo que lo sean? Depende del efecto que quieras conseguir: para una reunión de escépticos convencidos, estupendo, un poco de networking; para intentar popularizar el escepticismo y fomentarlo, la endogamia no sirve.
            Y perdona si me equivoco, pero creo que nuestro objetivo es que la sociedad sea un poco más crítica con la información que recibe, y que sepa gestionarla de una manera racional. Si nos dedicamos a reunirnos entre nosotros y no a hacer eventos realmente abiertos al público (un ejemplo de éxito y buen hacer lo tienes en el Amazings 2011) todas las buenas intenciones se quedan en nada.

  3. January 2, 2012 at 8:12 am —

    En esto estoy con Silvialba: hay muy buenas actividades por escépticos para escépticos, pero me parece que nos falta un poco de “por escépticos para no-tan-escépticos”.
    A los ojos de algunos, no somos más que una secta que hace actividades para sí mismos… y hay que tener en cuenta que si bien están equivocados, eso no es una excusa para no intentar cambiar ese prejuicio.
    Si bien es importante visibilizarnos como grupo (hacer eventos con la etiqueta de escépticos) también hay que hacer actividades donde la palabra escepticismo no esté en el título, para que la gente externa no sienta que es “una cosa de escépticos”… no sé si me explico claramente. La idea es debilitar esta idea del ellos/nosotros que puede haber, ya que en alguna medida (aunque sea muy mínima), todos tenemos algún grado de escepticismo, y no es necesario estar en determinado grupo para desarrollar el pensamiento crítico.

    • January 2, 2012 at 6:24 pm —

      Valió la pena esperar sin responder, ¡comentó alguien más!!

      De acuerdo con todo, es más o menos lo que yo opino, todo cuenta y todo es importante 😉

Leave a reply