ActivismoFeminismo

Mujeres batiendo records

Hace tres días atrás, el 21 de Enero de 2012, Laura Dekker, una mujer holandesa de 16 años y 123 días, se convirtió en la persona más joven en la historia en circunnavegar el globo en solitario. Con esta hazaña desplaza a la australiana Jessica Watson, que lo logró solo 3 días antes de cumplir los 17 en 2010. (aunque Watson no hizo escalas ni recibió asistencia. Dekker, sí).

Su desición de dar la vuelta al mundo sola no estuvo exenta de problemas con la justicia de su país. Una corte de familia intentó detener el viaje de la menor mediante una custodia compartida con sus padres. El punto en discusión era si los padres pueden otorgar tal libertad a un menor de edad dejándo que se exponga a situaciones de alto riesgo.

Finalmente, Dekker logró emprender su viaje zarpando desde la isla caribeña de Saint Martin, donde no aplica la legislación holandesa.

Y hablando de hazañas, ayer, lunes 23 de Enero de 2012, la británica, Felicity Aston, se ha convertido en la primera mujer en cruzar la antartida en solitario. Pero no solo eso, también es el primer ser humano en lograr esta empresa usando exclusivamente su fuerza muscular (esquiando a través de 1744km en 59 días) Esta vez no hubo problemas con la justicia. Felicity hizo uso de su libertar de ciudadano mayor de edad y emprendió su aventura.

Mientras en una parte del mundo hay mujeres batiendo records y emprendiendo aventuras incluso sin ser adultas, en otras hay mujeres enfrentado otro tipo de desafíos. Mujeres adultas siendo tratadas como menores de edad. Pero una minoría de edad perpetua.

Y es que en el mismo sitio donde leo sobre Felicity Aston y Laura Dekker (BBC News) pude informarme de que en Arabia Saudita existe un sistema de guardianes para mujeres. Este sistema consiste en que cada mujer está bajo la tutela y autoridad de un guardían varón, que puede ser un pariente cercano, el marido, un amigo de la familia o incluso un hijo. Bajo este sistema, ninguna mujer (tenga la edad que tenga) puede decidir soberanamente sobre su propia vida ya que la desición final la toma su guardián. Es papel del guardian autorizar un viaje, una visita al médico, postular a estudios o empleo, realizar negocios o simplemente salir a la calle. A lo anterior se suma el rígido código de vestimenta impuesto a la mujeres (deben usar burka cuando estén en presencia de hombres que no sean de la familia cercana, es decir, cada vez que salgan de su casa) y el hecho de que Arabia Saudita es el único estado que prohibe a sus mujeres conducir automóviles. En resumen, las mujeres saudies actualmente no tienen la más remota posibilidad de autodeterminación.

En una perpetua minoría de edad, las Saudíes ven sus opciones de vida reducidas al mínimo. Sin embargo, algunas de estas mujeres están de acuerdo con el actual sistema y han manifestado su petición de conservarlo, ya que les garantiza la protección de parte de un hombre que las quiere y que puede asegurarles un futuro. Eso es lo que yo llamaría “un cautiverio feliz”.

De seguir esta tradición de tutores para mujeres, veo dificil (más bien imposible) el día en que una Saudí pueda quedar registrada en la historia por batir un record deportivo.

Por el momento, tenemos a bravas mujeres saudies atreviéndose a conducir un automovil bajo pena de ser azotadas. Un desafío que debiera también quedar registrado en la historia.

La imagen de cabecera fue sacada de aquí.

Previous post

La ciencia que se hace con cero plazas #cienciaceroplazas

Next post

El Sol y sus tormentas: ¿peligro o sensacionalismo?

Lulú

Escéptica gracias a Google, pasó su infancia discutiendo con sus profesores de Historia y Religión. Ahora que encontró amigos de su misma especie, dedica sus horas libres al activismo escéptico y a discutir con profesores de Historía y Religión (cuando no está perdiendo el tiempo en google)

11 Comments

  1. January 24, 2012 at 3:42 pm —

    No hay que irse muy lejos para ver algo similar. Hasta las reformas legales de la transición, las mujeres eran no personas en España, y requerían autorización, bien de su padre, bien de su marido, para cualquier actividad (trabajar, viajar, obtener el carnet de conducir…)Hay en España una generación de mujeres que conocieron lo que significa No Ser.

    Esas mismas leyes (que según sus defensores aseguraban la santidad de la familia)no consideraban que la muerte de una mujer a manos de su marido fuera un asesinato. Bastaba con que él adujera sospechas sobre su honor y ni siquiera tenía que cumplir una pena de cárcel, ya que se consideraba falta, no delito. Del maltrato, ni hablemos, una mujer que acudiera a denunciar a su marido cubierta de golpes vería como se reían de ella y la respondían “algo habrás hecho”, y si acudía a la iglesia (esa tan santa y tan preocupada por las familias) le recomendarían resignación, a la espera de recibir la recompensa en el cielo (es decir, cuando su marido la matara aduciendo dudas de honor)

    • January 24, 2012 at 9:38 pm —

      Justamente por esta razón me pone tan de mal humor que se intenten justificar actitudes machistas (o cualquier otro tipo de injusticia, para el caso) con un “pero si siempre ha sido así” o “esto no es nada nuevo”.
      Como bien dices, hasta hace relativamente poco, las mujeres en España no podían votar y siempre había sido así. “Siempre ha sido así” no justifica que no se intente cambiar si hay una discriminación, injusticia o actitudes dañinas en la sociedad.

  2. January 24, 2012 at 3:44 pm —

    No pensemos que la barbarie está a miles de kilómetros. Sigue habiendo en España muchos hombres (Incluídos unos que visten sotana y gorro púrpura)que suspiran con nostalgia por esos tiempos, en que las leyes decían con claridad cuál era el sitio de la mujer. La barbarie vive a la vuelta de la esquina.

    • January 24, 2012 at 5:18 pm —

      Hola Joseantonio,

      Es cierto lo que comentas. No solo en Arabia Saudita tenemos problemas de derechos civiles. Seguiremos hablando de estos temas en artículos futuros.
      Voy a investigar si la ley del guardián existe en otros lugares también (Según leo, no está en la ley de Arabia Saudita, pero se hace cumplir estrictamente por toda la sociedad en conjunto).

  3. January 24, 2012 at 5:36 pm —

    Hola Lulú:

    Aparte de encontrarlo interesante, tu artículo hizo que se me pusiera la piel de gallina. ¡Gran artículo!

    Gracias.

    Saludos.

    Bayo

    • January 24, 2012 at 5:44 pm —

      Gracias Bayo por pasar por acá siempre. Y bueno, es fuerte ver a una persona lograr su meta en completa libertad y autonomía y ver a otra sumida en la represión.

  4. January 24, 2012 at 6:35 pm —

    Una viñeta al respecto 😛 http://www.atheistcartoons.com/?p=4491

  5. January 26, 2012 at 1:32 pm —

    Este artículo me recuerda a una historia que contó el grandísimo Perez-Reverte:
    “En 1991, mientras esperaba en Dahrán la ofensiva norteamericana para liberar Kuwait, presencié un suceso curioso. Frente al mercado Al Shula había un vehículo militar con una soldado norteamericana al volante. En Arabia Saudí está prohibido que las mujeres conduzcan automóviles; así que una pareja de mutawas -especie de policía religiosa local- se detuvo a increpar a la conductora. Incluso uno de ellos le golpeó con una vara el brazo que, con la manga de camuflaje remangada, apoyaba en la ventanilla. Tras lo cual, la conductora -una sargento de marines de aspecto nórdico- bajó con mucha calma del coche y le rompió dos costillas al de la vara. Ésa fue la causa de que durante el resto de la guerra, a fin de evitar esa clase de incidentes, la Mutawa fuese retirada de las calles de Dahrán.”
    Puede ser que me vea influenciado por el genial escritor o por mi antiguo trabajo, pero no conozco maneras más efectivas de hacerse respetar con determinadas personas.

    • January 26, 2012 at 4:38 pm —

      Hola Juan Carlos,

      Te iba a pedir los datos de la historia, pero googleé y la encontré en seguida. No conocía a Pérez-Reverte. Muy buen dato!

  6. January 26, 2012 at 9:49 pm —

    Arturo Perez-Reverte, el escritor vivo español más famoso, creador de grandes personajes, miembro de la academia de la lengua y el señor que inventó toda la serie de libros del “Capitán Alatriste”
    Gracias a sus libros (o a pesar)me hice soldado para ver de cerca a la “dura y terca tropa española” la “que hizo que el mundo temblara ante nuestros Tercios , mientras los españoles nos moríamos de hambre y nos desgobernaban los corruptos”

Leave a reply