ActivismoCosas paranormalesEscepticismoEspaña

Mi (breve) experiencia escéptica en televisión

Algunos ya sabréis que el martes estuve en la tele, poniendo la nota discordante a una sarta de sinsentidos que tuve que aguantar estoicamente sin reírme (porque reírse en la tele del que tienes al lado no está bien visto, supongo).

Total, que a mi derecha (todos estaban a mi derecha) tenía a un psicólogo, un santero y una señora que no se dedicaba a ninguna pseudocosa en particular y les daba a todas en general. Y enfrente, a la presentadora y sus acólitos (me encanta esta palabra).

La entrevista fue corta, creo que sensiblemente más corta que al resto (pero aquí no nos gustan las conspiraciones) pero dije más o menos lo que tenía que decir en tan poco tiempo.

Os cuento a continuación lo que más me ha gustado.

Antes de entrar a plató (¿se dice así? Es mi primera vez, no lo tengáis en cuenta) estuvimos hablando entre todos. Bueno, yo escuchaba, para ver por dónde me podrían salir una vez en directo.

Y tengo que confesar que fue más sencillo de lo que me esperaba. Nunca había tenido la oportunidad de chinchar a un charlatán cara a cara y me lo pasé muy bien.

Para empezar, nadie se enfadó ni se sintió ofendido, de hecho todos fueron muy amables; no sé si por buenrrollismo o porque a la hora de la verdad fui demasiado blanda (ahora es cuando me criticáis, sin miedo).

Hablando con el psicólogo, un hombre encantador por cierto, llegamos a la conclusión de que íbamos a decir más o menos lo mismo: todos, o casi todos, creemos en algo y el problema aparece cuando esa creencia se convierte en una relación de dependencia entre el cliente y el vidente/santero/sacacuartos. Algo con lo que no estoy del todo de acuerdo, ya que el charlatán tiene poder sobre la persona desde el primer momento en que decide acudir a él y va a estar a su merced hasta que tenga su solución o hasta que se le acabe el dinero (lo segundo ocurre antes).

El principal patinazo de este hombre, desde el punto de vista escéptico, lo dio cuando le preguntaron si creía que una persona podría predecir el futuro; su respuesta fue “estamos estudiando si eso es posible”.

Tuve serios problemas para contener la risa cuando el santero se puso su parafernalia, el gorrito era realmente cómico; pero me aguanté como una campeona y solo levanté la ceja.

No podría decir si se creía lo que decía o no, aunque hablando con él creo que al menos estaba convencido de lo que hacía, sea lo que sea.

En un momento de la entrevista le preguntaron si él sanaba y dijo que no, que no podía. Aunque sí admitió creer que alguien podría tener el poder para curar con la energía. ¿Cuál energía? Pues alguna, aunque lo que está claro es que no se puede medir con los medios de los que disponemos en la actualidad.

Y voy con mi favorita: la mujer que había practicado la mayoría de las disciplinas esotéricas. Reiki, radiestesia, tarot, santería, un montón de cosas que me sonaron a New Age y que no entendí… todo lo había practicado y en todo creía.

Decía que imponía las manos a sus hijos y les curaba, aunque no dijo el qué; supongo que resfriados, que se curan en una semana con o sin imposición de manos.

En lo que sí coincidieron ambos es que, cuando las cosas se ponen feas, acuden al médico de verdad. Al menos en eso me sorprendieron gratamente.

Lo positivo de la experiencia: he superado (un poco) el miedo a hablar en público.

Lo negativo: 6 horas de viaje en tren para 3 minutos hablando. Hubiese desmontado todas sus creencias punto por punto si me hubiesen dejado el tiempo suficiente.

Otra vez será.

El vídeo todavía no está disponible y sería mejor si lo pudieseis ver. En cuanto esté online se enlazará.

La foto de la cabecera está sacada de aquí.

Previous post

El Sol y sus tormentas: ¿peligro o sensacionalismo?

Next post

Tercer Grado: Materializador Automático de Sueños

silvialba

silvialba

Minera, atea agnóstica, estudiante a ratos y escéptica a tiempo completo.

7 Comments

  1. January 26, 2012 at 11:52 am —

    EL santero es un puto crack, llevaba su teléfono en la camiseta y decía que cuando está malito va a al médico.

  2. January 26, 2012 at 12:30 pm —

    Hiciete un muy buen trabajo. Todos nos quedamos con ganas de más, pero tuviste la mala suerte de ser la que llevaba la postura poco mediática, y te dejaron para el final, como si fueras la loca del grupo, cuando realmente allí todos menos tú estaban como cabras.

  3. January 26, 2012 at 12:42 pm —

    Con el tiempo que hubo, no daba para mucho más, yo creo que estuviste bien, especialmente llamando timadores y charlatanes a quienes lo son.

    También quedé gratamente sorprendido por las declaraciones del santero y la brujilla sobre que si la cosa era jodida, ellos iban al médico.

    Para ser la primera intervención pública, te vi muy bien, felicidades.

  4. February 3, 2012 at 7:28 pm —

    En cuanto podais pasad un enlace donde podamos verlo los que estamos lejos y nos lo perdimos, por favor.
    Y enhorabuena, Silvia.

    • August 4, 2012 at 10:32 am —

      Oye, ¿tú eres la misma “Creareify” que tiene un canal en youtube de escepticismo, religión y ciencia?

      Lo digo porque tus videos tienen decenas de miles de visitas, y la mitad deben ser mías.

      • August 5, 2012 at 7:35 am —

        ¡Si es ella! 😀 También colaboradora de Amazings, si no mal recuerdo.

        • August 5, 2012 at 1:37 pm —

          La misma. También es corresponsal de Escéptica en Nueva Zelandia

Leave a reply