EscepticismoPost Invitado

Post invitado: De vibración, energía y Darwin

Darwin, en su autobiografía nos dice:

Un caballero (del que luego supe era un buen botánico de su región) me escribió desde los condados del Este para explicarme que aquel año todas las semillas de las alubias comunes habían crecido en todas partes por el lado de la vaina que no les correspondía. Le escribí solicitando más información, pues no comprendía a qué se refería; pero no recibí respuesta alguna durante mucho tiempo. Luego vi en dos periódicos… sendos párrafos que afirmaban el hecho destacado de que “este año las alubias crecen todas por el lado equivocado”. De modo que pensé que una afirmación tan general tendría algún tipo de fundamento. Como consecuencia de ello, acudí a mi jardinero, un anciano de Kentish; le pregunté si había oído algo sobre el tema, y me respondió: “Oh, no, señor, debe de tratarse de un error, porque las alubias solo crecen por el lado equivocado en los años bisiestos”. Entonces le pregunté cómo crecían en los años normales y cómo en los años bisiestos, pero pronto me di cuenta de que no sabía absolutamente nada sobre cómo crecían en general y que, a pesar de ello, se aferraba a su convicción.

Al cabo de un tiempo tuve noticias de mi primer informante, quien, pidiéndome disculpas, dijo que no me habría escrito de no haber oído el comentario en boca de varios granjeros inteligentes. Me comentaba que desde entonces había vuelto a hablar con cada uno de ellos y ninguno sabía en absoluto a lo que se refería. De modo que una creencia – si es que una afirmación sin una idea definida vinculada a la misma puede llamarse creencia – se había difundido prácticamente por toda Inglaterra sin el mínimo rastro de evidencia.

¿Nuestra sociedad, las personas que nos rodean, o nosotros mismos, seremos víctimas de confusiones similares sin percatarnos de ello? ¿Será lo mismo que pasó con las alubias lo que pasa con términos como “energía” o “vibración”? En física son muy claros y tienen significados muy precisos. ¿Pero qué significan cuando la gente los usa para describir las habilidades paranormales, los espíritus, la mente, y hasta a Dios?

Cuando la gente dice “vibra”, ¿se refiere a algo que se mueve, a algo que puede cambiar de intensidad o estado? El Kybalion, una influyente obra ocultista, así lo deja ver. “Nada reposa; todo se mueve; todo vibra. Nos dice. Se desvive por ilustrar con ejemplos este principio. Ejemplos que, por cierto, son imprecisos y hasta erróneos desde el punto de vista físico. La cualidad mental y espiritual es asociada con la intensidad y velocidad vibratoria. Este concepto no solo se encuentra ahí, sino que inunda gran cantidad de literatura ocultista y espiritista moderna, formando parte importante de las más recientes expresiones de la religiosidad y espiritualidad supersticiosa de nuestro tiempo. De ahí su mención.

Entendida así, la vibración es simplemente algo en función del tiempo. Puede ser rápida o lenta. Una pregunta interesante podría ser: ¿la vibración a la que se refieren los esotéricos está sujeta a la dilatación del tiempo relativista? ¿La cualidad espiritual depende de la velocidad relativa al observador? ¿Uno sube o baja su nivel espiritual según su estado de movimiento relativo?

Hacer las preguntas adecuadas puede revelarnos matices y sutilezas que jamás notaríamos al primer vistazo.

Por otro lado, ¿qué sentido tiene la palabra “energía”, cuando ésta no se puede medir, cuantificar, o apreciar de ninguna forma razonable? ¿Por qué llamar así a algo que, en términos reales, es solo un hormigueo en el estómago, un convencimiento infundado, un ente indefinible, o una intuición en nuestra mente? Algo que siempre elude la verificación experimental seria. A mi personalmente me suena como alubia que crece por el lado equivocado.

Quizá las preguntas anteriores están mal planteadas, o son sólo la consecuencia de palabras sin sentido. Tal vez “energía” y “vibración” son alubias. Muletas de nuestro lenguaje contemporáneo.

—————————–

Sobre el autor:

Javier Garduño. Licenciado en Matemáticas Aplicadas y Computación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Durante mucho tiempo interesado en la difusión del pensamiento crítico, la ciencia y el escepticismo. Enamorado de la astronomía, temas afines a la computación, la religión, así como cuestiones éticas involucradas. Colmado de una imperiosa necesidad de expresión y una pasión mística en un mundo sin Dios.

—————————

Imagen de cabecera: wikipedia

Previous post

Por si te lo perdiste: 8-16 de abril en la Red Skepchick

Next post

¿Es esto paranormal? de Richard Wiseman

Daniela

Daniela

Born and raised in Mexico City, Daniela has finally decided to abdicate her post as an armchair skeptic and start doing some skeptical activism. She is currently living in Spain after having lived in the US, Brazil and Italy. You can also find her blogging in Spanish at esceptica.org.

2 Comments

  1. April 18, 2012 at 5:54 pm —

    ¿la vibración a la que se refieren los esotéricos está sujeta a la dilatación del tiempo relativista?

    Seguro hay algún "iluminado" que haya escrito un texto incomprensible y sin sentido sobre esto.

  2. April 19, 2012 at 5:20 am —

    los new age emplean los términos "energía" "vibración" "densidad" "frecuencia" para vestir su discurso de científico. Pero en el fondo no tiene sentido.    
     
     

Leave a reply