Spanish Inquisition

Tercer Grado: a la caza del mito

Hoy tengo que confesarles algo: soy adicta a todos esos canales testosterónicos que han ido apareciendo en la TDT. Programas de coches, motos, explosiones, megaconstrucciones, destrucción a cámara súper lenta… lo poco que veo la televisión, es para eso.

No lo puedo evitar, desde pequeñita me han atraído las grandes máquinas de obra: excavadoras, camiones, gruas… Y un poco más mayor la dinamita, las explosiones, los problemas de ingeniería.

Uno de mis programas favoritos es Así se hace, algunas veces lo veo por simple curiosidad (ayer mismo vi cómo hacían sombreros de vaquero), me gusta ver qué cosas se hacen todavía de manera artesanal; otras me quedo embobada viendo los procesos industriales de fabricación de neumáticos gigantes, o de bastones de caramelo, o de fuegos artificiales, ¡o de piña en conserva!

Todo vale, me encanta ver la evolución de la materia prima hasta que llega a tus manos como un producto totalmente diferente y transformado.

Pero si hay un programa que me gusta todavía más, es Cazadores de Mitos. Primero: porque hacen explotar a todo, y eso como sabéis es una de mis debilidades; y segundo, porque el programa destila escepticismo para el gran público, lo cual además lo hace una herramienta estupenda para enseñar ciencia básica (vale, muy muy básica y muy adornada). Además, Adam Savage, uno de sus presentadores forma parte de la comunidad escéptica angloparlante, una de sus últimas actuaciones escépticas fue en el Reason Rally de Washington D.C. en marzo de este año.

Antes de pasar a las preguntas, les dejo el que para mí, es el mejor programa de su historia: pulverizan, literalmente, una hormigonera.

http://www.youtube.com/watch?v=bm5CGogt5wA

Vale, el mito no iba de vaporizar camiones con una cantidad absurda de explosivos, solo querían comprobar que si el cemento fragua dentro del camión se puede sacar con explosivos (y eso es totalmente cierto, si se hace bien) pero ya que tenían un camión que no servía para nada más… ¡había que volarlo! ¡Era necesario!

Ahora el interrogatorio: ¿qué mitos quieren que cacemos en Escéptica? ¿qué es lo que siempre ha querido comprobar y nunca se ha atrevido a preguntar? Tengan en cuenta, por favor, que nuestro presupuesto no es tan elevado como el de los Cazadores de Mitos y, a ser posible, que los mitos no conlleven el empleo de explosivos, no saben lo que cuesta sacar la sangre de las camisetas de gatitos.

Previous post

Fugaces 01/06/12 Las Escépticas son de Venus. Los Escépticos ¡también!

Next post

Fugaces 04/06/12

silvialba

silvialba

Minera, atea agnóstica, estudiante a ratos y escéptica a tiempo completo.

38 Comments

  1. June 1, 2012 at 11:37 am —

    La hormigonera es un clásico, pero este es más bestia si cabe xD. Que lo disfrutes

  2. June 1, 2012 at 12:15 pm —

    Siempre me he preguntado si es cierto eso de que las hamburguesas de McDonalds (o Burguer king) no se hacen malas con el tiempo por la cantidad de conservantes que llevan… lo he intentado comprobar, pero me gustan demasiado y me las como antes 😛
    De hecho, mi idea era compararla con una hamburguesa ecológica 😀

  3. June 1, 2012 at 12:41 pm —

    Hoy me siento 100% identificada con el post… a veces también veo “así se hace” y cada “cazadores de mitos” es mejor al anterior!!!
    Tengo la suerte de trabajar en laboratorio, y a veces se pueden hacer cosas sencillas y muy entretenidas.
    Como mito, les propongo verificar la capacidad de la coca-cola de retirar el óxido de los metales.
    Un saludo a todos !!!

    • June 1, 2012 at 12:50 pm —

      ¡Gracias! También lo apuntamos 😀

      Esto va a ser muy divertido ^^

      • June 6, 2012 at 3:12 pm —

        La prueba de meter un trozo de carne cruda en coca cola y ver cuanto tarda en deshacerse puede ser interesante también.

    • June 1, 2012 at 12:53 pm —

      ¡Buena idea! Se podría hacer junto con el de que el ketchup quita el óxido y el de que la coca-cola desintegra los dientes.

      • June 1, 2012 at 12:55 pm —

        ¿A quién le arrancamos un diente? ¿Voluntarios?

        • June 1, 2012 at 12:59 pm —

          Ya sé que es un poco asqueroso, pero algunos padres guardan los dientes de leche de sus hijos de cuando se van cayendo… si alguno se anima, ¡todo sea por la ciencia!

          Saludos

          • June 1, 2012 at 1:12 pm

            Creo que mi madre todavía guarda alguno mío, pero no creo que sirva, ya estará pocho xD

      • June 1, 2012 at 11:25 pm —

        Ya puestos molaría hacerlo con zumo de naranja, que es muy ácido también y el efecto tiene que ser más o menos el mismo, y así sí desmontáis un mito a base de montar otro.

  4. June 1, 2012 at 12:56 pm —

    Este casi se está convirtiendo en clásico, pero hay que seguir dándole caña:
    ¿Es verdad que el wifi, especialmente en las escuelas y en los niños, causa más males que pa qué?

    • June 1, 2012 at 1:01 pm —

      Podría hacerse. Por ejemplo: dejando una planta o fruta al lado de un router, otra fuera del alcance del wifi y comprobar al cabo de un tiempo si una ha sufrido más que la otra.

      • June 1, 2012 at 5:42 pm —

        El control de variables en esta parece algo complicado, por la necesidad de tener las plantas en localizaciones distintas.

        Ya que un router WiFi no es más que un transmisor en frecuencia 2.4 ó 5.8 GHz, sería mejor poner las dos plantas cerca. Una de ellas en una jaula de malla metálica con distancia entre los alambres menor de media longitud de onda de la frecuencia más alta (o sea, menor de unos 25 mm, o una pulgada). La otra planta en una jaula de malla de la misma medida pero de plástico, que no bloquea la señal.

        Así nos aseguramos que las plantas están en el mismo sitio, a la misma temperatura y afectadas por las mismas condiciones ambientales de luz (incluida la sombra que la “jaula” pueda hacer en la planta) y la única variable que cambia es la exposición a la radiación electromagnética del punto de acceso, que la malla metálica bloquea y la de plástico no.

        En un experimento como este, con un organismo vivo, el cambio en una variable muy pequeña puede dar un resultado muy grande, y es mejor controlar todo lo posible, y usar más de dos plantas si se puede, además de probar varias potencias del Punto de Acceso

        Igualmente habría que hacer el experimento de “doble ciego”, de forma que quien cuide de las plantas no sepa lo que se está probando, ni qué planta es la de la malla metálica y cuál la de plástico (pintar las dos “jaulas” con una capa de la misma pintura las haría indistinguibles).

        Ya sé que estoy poniendo muchas pegas, pero es mejor que el resultado sea lo más riguroso posible.

  5. June 1, 2012 at 12:58 pm —

    Como en este blog colaboráis gente de varias partes del mundo, podríais desmontar el mito de que el agua gira en un sentido en el hemisferio norte y en el contrario en el hemisferio sur, cuando quitas el tapón del desagüe.

    Saludos

  6. June 1, 2012 at 12:58 pm —

    En cuanto a la Coca-Cola, sucede lo mismo con cualquier bebida con burbujas. El responsable es el ácido carbónico.

    Hace no mucho limpié de óxido el cuadro de mi bicicleta usando dos litros de gaseosa.

  7. June 1, 2012 at 1:26 pm —

    Ya que muchas veces habláis de biología, me gustaría que hablárais sobre aquello de que si te cortas mucho el pelo, sale más fuerte. Y que si te afeitas las piernas vas a terminar siendo king kong.
    Ya podéis aprovechar y hablar del timo de las ‘provitaminas’, de los champús que dicen ‘reparar las puntas abiertas’, etecé etecé

    • June 1, 2012 at 1:58 pm —

      Estupendo, ¡muchas gracias! 🙂

    • June 1, 2012 at 2:05 pm —

      Me apunto con ese también. De lo poco que he investigado… me parece que es bullshit.

  8. June 1, 2012 at 2:25 pm —

    Se me ocurre el mito de la falta de nutrientes de la comida hecha en microondas..

    Respecto a los programas testosterónicos, me encantan todos, salvo “los demoledores”. No le encuentro ningún sentido y me parece muy triste el derroche de recursos que hacen. El otro día casi lloro viendo como destruian un hospital, con sus camillas, equipamento y todo. Y otro que ya es cualquier cosa es ese en el que simulan enfrentamientos entre luchadores, al principio estaba bien pero ahora ya se les acabaron los ejércitos y están desvariando completamente.

    “Así se hace” (a.k.a. “¿Cómo lo hacen?”) es el mejor, ayer me enteré que todos los buzones de Londres los hace un tipo casi artesanalmente en un taller de 3 x 4.

    • June 1, 2012 at 4:04 pm —

      Mito apuntado ^^

      Alguna vez vi ese programa que comentas de los luchadores, talibanes contra terroristas del IRA, delirante…

      El así se hace de los buzones de Londres me gustó especialmente 🙂

  9. June 1, 2012 at 5:13 pm —

    Me parece una idea magnífica. Yo también soy fan de Mythbusters, y no me pierdo ni un programa. Me encanta cómo fomentan el pensamiento científico y crítico… y me encanta cuando prueban mitos que tienen que ver con armas, explosivos o caída libre (tres de mis aficiones favoritas).

    Ahora, poniendo los pies en la tierra, y quedándonos en los mitos que podemos probar por nuestra cuenta…

    Hay por ahí circulando un mito sobre la margarina, argumentando que es practicamente plástico y que por eso no se pudre (y sacando un montón de conclusiones absurdas de que al ser sintética es malísima para la salud).

    Sé que hay quien ha hecho la prueba, pero no sé en qué condiciones. Puede hacerse comparando margarina de varios tipos con mantequilla de varios tipos y otros aceites vegetales, expuestos al aire, y verificando cuánto se estropean y de qué forma.

    Qué yo sepa la margarina no se pudre, pero no por ser “plástico” sino por ser una grasa. Las grasas no se pudren sino que se enrancian, pero es una idea interesante ver en qué medida hay diferencia entre la “artificial” margarina y la “natural” mantequilla, aceite de oliva, aceite de girasol…

    Es una pena no poder probar ningún mito que implique explosivos. He tenido la suerte de utilizar explosivos de alta potencia unas cuantas veces, y es de lo más divertido que hay. Las imágenes de Discovery Channel ni siquiera dan una leve idea de lo impresionante que es una detonación de cerca. Con sólo 50 kilos de TNT ya tiembla la tierra. Lo de la hormigonera utilizó 385 kilos de algo que creo que era ANFO, y aunque los ANFO,s tienen una onda de choque menos brusca que el TNT… 385 kilos es una pasada.

    A ver si se me ocurre algún mito que utilice al menos pólvora, y puedo poner en juego mi último “juguete” de avancarga…

    Seguiremos pensando en mitos que puedan probarse de forma casera. Lástima no tener medios para grandes explosiones.

    • June 1, 2012 at 5:26 pm —

      Hola Ignacio, muchas gracias por tu propuesta, ¡lo comprobaremos!

      En cuanto al mito de la hormigonera, no recuerdo las cifras, sí he visto que usan ANFO (y supongo que algún tipo de goma para iniciarlo).
      385 kilos puede ser una cantidad suficiente para una voladura pequeña, he visto alguna con más de 1000 kilos para una voladura grande en roca caliza. Y sí, es espectacular notar cómo el suelo tiembla bajo tus pies, aun a varios cientos de metros de distancia (permíteme presumir, porfa http://www.flickr.com/photos/barrenera/4900720747/in/set-72157617483077358/ :D).

      Creo que la voladura de la hormigonera fue tan espectacular, primero porque el explosivo estaba confinado en un volumen muy pequeño para tal cantidad, y segundo porque el anfo genera una gran cantidad de gases. Si unimos las dos cosas, tenemos un volumen enorme de gases en un espacio muy pequeño: hormigonera pulverizada 😀

      Si los mitos se pueden hacer con pequeñas cantidades de petardos de fácil acceso, yo me encargo 🙂

      • June 1, 2012 at 5:55 pm —

        Lo espectacular de la voladura lógicamente depende mucho de cuánto extiendas o concentres el explosivo, y cómo esté atracada la carga. En una voladura de minería creo que se distribuye el explosivo en cantidades moderadas y en un área relativamente grande, para desplazar la mayor cantidad de material posible (la experta eres tú, así que corrígeme si me equivoco). La carga está muy bien atracada, pero está repartida. Una hormigonera, como dices, es un espacio diminuto para tanta cantidad de explosivo, con una carga atracada por el hormigón y el espacio reducido del tambor. El resultado es… lo que hemos visto. Espectacular.

        Yo he usado explosiones de tipo más intensivo. Rotura de vigas, apertura de cráteres en carreteras, apertura de brechas en fortificaciones, perforación de blindajes… Son objetos más duros, que requieren explosiones bastante concentradas. En algunos de esos casos uno está agachado a pocos metros de las cargas de TNT, y eso sí que sacude todo el cuerpo. Nada como una tonelada de ANFO para una buena sacudida, pero 10 kilos de TNT impresionan lo suyo cuando estás agachado a medio tiro de piedra de ellos.

        Me encanta la voladura de la cantera. Puedes presumir todo lo que quieras, teniendo juguetes que hacen tanto ruido. A lo de los petardos y la pólvora negra también me apunto. Hay varias pirotecnias cerca de donde vivo que venden material bastante potente.

        • June 1, 2012 at 6:15 pm —

          Depende de si la voladura es a cielo abierto o en una galería subterránea, pero sí que es como tú dices: aunque la carga esté bien confinada, estará más espaciada que en la hormigonera.
          Y para nada soy experta, ya me gustaría 😀

          Para las explosiones que tú comentas, el anfo no serviría de nada porque tiene muy poca potencia, de ahí que se use TNT, gomas o explosivos plásticos, mucho más potentes y de carga más concentrada.

          La conversación se nos está yendo de las manos, pero qué gusto hablar de explosivos con alguien que también sabe 😀 (no nos peguen los demás, por favor ;)).

  10. June 3, 2012 at 8:57 am —

    Sugiero abrir cualquier revista dirigida al público femenino y analizar las notas con “consejos” psicológicos, o de “salud” (peso y cosméticos, básicamente), embarazo y maternidad (lactancia, por ejemplo), productos milagrosos (probióticos y stevia parecen estar de moda), etc.

  11. June 4, 2012 at 12:24 am —

    No sé nada de explosivos ni de cemento; tal vez por eso no he entendido ni jota del vídeo, ni de cuál era el objetivo (¿comprobar que si el cemento fragua dentro del camión se puede sacar con explosivos??). Tampoco sabía que hubiera un mito al respecto, que hubiera que desmitificar. De hecho no sé nada de programas de televisión (no tengo tele en casa, ni siquiera veo programas por internet), lo cual podría explicar mi perplejidad.
    En cualquier caso, algún mito que podríais cazar:
    – bastan 10 minutos con la ventana abierta para ventilar una habitación (entiendo que con esta expresión se entiende renovar completamente el aire de dentro)
    – si se va a tener un fluorescente apagado menos de 20min, sale más a cuenta dejarlo encendido (esto tiene que ver con la vida útil del cebador, creo)
    – los gatitos siempre son monos y susceptibles de ser grabados en un vídeo tierno.

    • June 4, 2012 at 12:38 pm —

      El primer mito parece fácil de comprobar. Se enciende un bote de humo en una habitación hasta llenarla por completo (Sin permanecer dentro. El humo mataría a cualquiera que no llevase oxígeno, aún con máscara de gas) Una vez consumido el bote de humo se abre una ventana y se comprueba si queda algo de humo pasados 10 minutos. Sencillo. Eso sí… si alguien intenta usar un bote de humo coloreado advierto que ese humo es en muchos casos pintura pulverizada por calor, y mancha MUCHO. Como forma rápida de pintar una habitación puede que valga, pero ese ya es otro mito. Ah, y encender un bote de humo en una habitación sin saber lo que se hace es una forma poco elegante de incendiar una casa. Bien pensado, mejor comprobarlo con cigarrillos o algo así.

      El seundo mito ya fue comprobado por los Cazadores de Mitos en este programa ( http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=W7Lia6lmPXE) . La conclusion era que encender un tubo fluorescente consumía el equivalente de dejarlo encendido 30 segundos. También comprobaron que apagarlo y encenderlo acortaba la vida útil del tubo y el cebador, pero me parece que no hicieron el cálculo de costes comparando el coste de los elementos con el de la energía.

      El de los gatitos parece material para un psicólogo o un etólogo, y es más bien cuestión de opiniones… pero creo que este video ya da al traste con el mito. Susceptible de ser grabado, por supuesto pero ¿mono? Hmmmmm… no tanto. A ver quién se atreve a acariciar a ese gatito ( http://www.youtube.com/watch?v=RF8fPkV9HNc )

  12. June 6, 2012 at 2:31 pm —

    Escépticas: Ayuda!!! Trabajo en un edificio con alta seguridad y todos los días pasamos por el detector de metales y nuestros bolsos por scanner de rayos X.
    Mis compañeros están juntando firmas para que nos revisen el bolso de otro modo ya que ingerir la comida irradiada de nuestros tuppers nos provocaría inminentes cánceres de todo tipo. Algunos incluso se niegan a pasarla y sacan la comida del bolso, protagonizando escándalos con la gente de seguridad. Me niego a firmar la sensasionalista y anticientífica carta y me tachan de carnera! Alguien que me ayude a detener esta locura!!!

Leave a reply